Imprime la Receta

jueves, 9 de febrero de 2017

Conejo en Escabeche

                Un delicioso segundo plato de carne. Si bien es cierto 

que   destinado a paladares que aprecien la carne.

         La carne del conejo tiene un toque especial, que o gusta

         o no gusta.

         Según la temporada no suele ser muy caro el conejo. 

         También hay que pensar que el escabeche tampoco será 

         del gusto de todos, pero merece la pena probarlo al 

         menos una vez.

        Ingredientes:

        Un conejo a trozos, aceite de oliva, 5 ajos, vino blanco,

        guindilla, orégano, tomillo, pimentón, sal y vinagre.

       Preparación de la receta:

        Para preparar el adobo, pelamos los ajos y los 

        machacamos en el mortero con la sal gorda y la 

        guindilla. 

        De esta última poca cantidad si no queremos que pique 

        en exceso.

        Cuando esté bien machacado y hayamos conseguido una 

         pasta, incorporamos tres partes del aceite, el vinagre,

         el vino y el pimentón.

        Mezclamos bien para que liguen los sabores.
        Lavamos y secamos el conejo y lo colocamos en una 

        fuente para regarlo con el adobo que hemos preparado.
        Espolvoreamos por encima con el tomillo y el orégano.
       Cubrimos la fuente con un paño o papel de aluminio y 

        dejamos reposar tres o cuatro horas.

       Transcurrido ese tiempo ponemos el conejo en un colador 

       para escurrirlo, teniendo cuidado de poner debajo una 

       fuente para guardar el adobo sobrante.

       Ponemos el resto del aceite en la olla rápida y doramos  

   el conejo por todos los lados.
        Una vez dorado lo regamos con el líquido del adobo 

       sobrante y si fuese poco añadimos un poco de caldo. 
        Tapamos y dejamos al fuego lento entre quince y veinte  

        minutos según sea de duro el conejo, cuanto más joven 

        más tierno.

       Cuando la olla nos lo permita, la abrimos, comprobamos 

       que la carne esté tierna, y  la ponemos de nuevo al fuego 

       lento sin tapar.
        Después ya solo emplatar y listo. Podemos servir con

       guarnición de verdura o patatas fritas, al gusto.
        Espero os haya gustado. Cualquier duda, consultar.

       Tiempo de elaboración: Bajo.


       Dificultad: baja.


SI TE HA GUSTADO COMPÁRTELO¡¡¡
                              FACEBOOK        TWITTER       GOOGLE +