Imprime la Receta

sábado, 23 de septiembre de 2017

Tortilla de Espárragos

Un primer plato típico de mi tierra. Lo recuerdo desde 

que tengo uso de razón. He vivido muchos años en el 

campo. Es agradable la sensación de salir al campo, 

coger los espárragos y después cocinarlos en una 

deliciosa tortilla.

Cocina sencilla con productos de nuestro campo. 

Actualmente ya no son tan asequibles a todo el

 mundo estos espárragos silvestres, por lo que es más 

frecuente comerlos de los que se cultivan en la  huerta.

Con ambos la tortilla estará deliciosa, pero ni que decir

 tiene que el sabor que le da a la tortilla los espárragos 

silvestres es especial.

Muy fácil de hacer y económico.

            SI QUIERES LA RECETA EN THERMOMIX PINCHA AQUI:
http://lasrecetasdetodalavida.blogspot.com.es/2017/09/tortilla-de-esparragos-o-revuelto-en.html

Ingredientes:

- Un manojo de espárragos silvestres o de huerta.

-3  Huevos.

- Sal.

- Aceite de oliva.

- Cebolla.

- 3 dientes de ajo.

Preparación de la receta:

En primer lugar lavamos muy bien los espárragos.

Con las manos los vamos cortando a trozos hasta que

 notemos en la parte más cercana a la raíz

 que ya está duro y no se puede cortar con la mano.

Si son silvestres, más finos, podemos dejar los trozos

 más grandes. Si son de huerta, algunos 

pueden ser más gordos, estos habrá que córtalos a 

trozos más pequeños.

Troceamos la cebolla y los ajos.

En una sartén con aceite de oliva, freímos la cebolla y

 los ajos. Cuando estén un poco hechos, añadimos los 

espárragos. Ponemos sal y dejamos que se refrían un

rato removiendo de vez en cuando. Para que se acaben

 de poner tiernos deberemos añadir un poco de agua a la

 sartén y dejar hervir.

El tiempo para ponerse tiernos dependerá del tipo de

 espárrago, el silvestre es más duro, el de huerta más 

tierno.

Cuando estén tiernos los espárragos, los sacamos y 

ponemos en un escurridor.

En un bol batimos los huevos y añadimos los espárragos

 ya escurridos. Mezclamos todo bien.

En este punto ya estaría terminada la mezcla para la 

tortilla, pero a mí me gusta añadirle una 

cucharadita de pan rallado para que ligue mejor.

Ponemos un poco de aceite en una sartén y echamos la 

mezcla de la tortilla.

Mantenemos a fuego medio para que la tortilla no se

 queme.

Pasados unos minutos y ayudados por una tapadera de 

la medida de la sartén, damos la vuelta y dejamos que

 se haga por el otro lado.

Yo suelo sacarla de la sartén, ponerla en un plato que

 escurra el exceso de aceite y después la cambio a otro 

plato.

Igual que la tortilla de patatas, está deliciosa tanto fría

 como caliente.

Espero os resulte útil. Si tenéis alguna duda o 

comentario estaré encantada de leerlo.

Tiempo de elaboración: bajo.

Dificultad: baja.



SI TE HA GUSTADO COMPÁRTELO¡¡¡

FACEBOOK        TWITTER       GOOGLE +