Imprime la Receta

miércoles, 4 de octubre de 2017

Pollo en Escabeche

Un segundo plato muy fácil de hacer, con poca 

elaboración.

En una época normal que el pollo no esté demasiado 

caro, hasta resulta económico.

Como decía es fácil de hacer si nuestro carnicero nos 

facilita la labor y nos da ya el pollo troceado al tamaño

 que deseemos, limpio de grasas y solo para lavar y 

cocinar.

Se puede utilizar toda la carne del pollo troceada, o 

hacerlo solo con magros de pechuga, sin huesos.

El secreto es que quede jugoso y no se reseque.

El sabor del escabeche le dará un punto especial, 

diferente, por lo que es posible que no guste a todos los 

paladares.

El escabeche es un método para conservar que también 

sirve para conseguir ricas recetas de carne, sobre todo

 con las aves, o de pescado.

Además de ricas, sabrosas, con un sabor muy intenso y

 peculiar.

Podemos comerlo recién hecho, pero lo aconsejable es

 dejarlo reposar un día entero.

Se toma frio acompañado de una ensalada y 

así  tendremos una comida completa.

Se consume en todas las épocas, pero es ideal para el 

verano, fresco, para la piscina, la playa o el campo.

Ingredientes:


- Pollo a trozos.

- 2 hojas de laurel.

- 4 dientes de ajo.

- Cebolla.

- Sal

- Aceite de oliva.

- Pimienta negra en grano.

- 1 vasito de Vinagre.

- 1 vasito de vino blanco.

Preparación de la receta:

Lavamos el pollo troceado. Si queríamos solo magros el 

carnicero nos puede quitar el hueso e incluso la piel.
Ponemos aceite en una cazuela, lo calentamos y freímos 

el pollo hasta que esté un poco doradito.


Sacamos y reservamos.
En la misma cazuela freímos la cebolla cortada en aros,

los ajos un poco machacados pero enteros, las hojas de 

laurel  y los granos de pimienta negra.

Cuando estén hechos, añadimos el pollo y removemos 
bien para mezclarlo todo.

Añadimos sal al gusto.
A continuación vamos regando poco a poco, según vaya 

necesitando caldo, el pollo de forma alternativa con el 

vino blanco o el vinagre.
Dejamos que se haga poco a poco a fuego lento unos 35- 

40 minutos, o hasta que el pollo este tierno.


Podemos comerlo caliente, a temperatura ambiente o 

frío, a nuestro gusto.
Como el escabeche lo conserva tan bien, es una buena

 idea hacer bastante cantidad y guardarlo en la nevera.

 Aguanta varios días y ahorraremos tiempo y gasto en

 la cocina.
Se me hace la boca agua.
Espero os resulte útil. Si tenéis alguna duda o 

comentario estaré encantada de leerlo.

Tiempo de elaboración: bajo.

Dificultad: baja.


SI TE HA GUSTADO COMPÁRTELO

FACEBOOK        TWITTER       GOOGLE +