Imprime la Receta

martes, 25 de abril de 2017

Leche Frita De Naranja

Un postre con ingredientes básicos y económicos. De 

fácil elaboración y un resultado muy bueno.

Vamos a dar un toque diferente a la leche frita de toda 

la vida: la naranja de Palma del Río.

Además añadiremos también yemas de huevo. El 

resultado será el mismo, pero con un intenso sabor a 

naranja.

Probamos?

Ingredientes:

- 300 ml. de leche.

-100 gramos de  azúcar.

- 100 gramos de harina.

- 2 cucharadas de maicena.

 - Una rama de canela.

- Azúcar y canela para la decoración.

- Cáscara de una naranja.

- Cáscara de un limón.

- 100 ml de zumo de naranja.

- Huevo para rebozar.

- 3 yemas de huevo.

- Aceite de oliva.

Preparación de la receta:
En un recipiente ponemos la leche y añadimos la cáscara

 de naranja y el azúcar.
Cuando arranque a hervir, retiramos del fuego y 

dejamos que se mezclen los sabores mientras se va 

quedando templada la leche. Apartarla del fuego antes 

de hervir es porque en el momento que hierve la leche 

cambia de sabor.

 Retiramos la rama de canela y las cáscaras de limón y

 naranja.

Aparte batimos las yemas con la maicena y el zumo de 

naranja.
Vamos añadiendo la leche que habíamos hervido ya 

templada, sin dejar de remover para que quede una 

mezcla sin grumos y bien mezclada.

Acercamos de nuevo al fuego y removemos 

continuamente hasta que espese. Ojo, no debe hervir. 

Mantenemos a fuego lento removiendo continuamente 

hasta que espese. De esta forma conseguiremos que la 

harina se vaya cociendo poco a poco y no deje tanto 

sabor. Y lo más importante, la mezcla no se pegará al 

fondo de la olla.
Colocamos en una bandeja honda y cuadrada para que

 nos quede de unos 3 cm. de alta la masa.
La tapamos con un papel transparente. Cuando se 
enfríe, metemos en el frigorífico y dejamos que se cuaje

 dos o tres horas. Quedará parecido a una gelatina.

Una vez la mezcla bien cuajada la sacamos y cortamos 

en porciones. Lo hacemos con un cuchillo que habremos 

mojado con un poco en aceite.

Podemos usar moldes con alguna forma si no queremos 

que todas las porciones tengan la misma forma.

 Las pasamos por harina y huevo batido y freímos en 
aceite caliente hasta que estén doradas.
Escurrimos con papel de cocina para que pierdan el 

exceso de aceite. A continuación pasamos por la mezcla
de azúcar y canela (sin poner demasiada).
Si quieres que el sabor a naranja sea aún más intenso, 

prepara un almíbar de naranja y úsalo para acompañar 

la leche frita.

Pon a hervir 2oo ml de zumo de naranja con dos 

cucharadas de azúcar.

Y ya está el postre  listo para comer. Calientes están 

mucho más ricas.

Espero os haya resultado útil. Cualquier duda 

preguntad.

Tiempo de elaboración: bajo.


Dificultad: baja.

SI TE HA GUSTADO COMPÁRTELO¡¡¡


       FACEBOOK        TWITTER       GOOGLE +

Espárragos Esparragados en Thermomix

Un primer plato típico de mi tierra. Lo recuerdo desde 

que tengo uso de razón. He vivido

muchos años en el campo. Es agradable la sensación de 

salir al campo, coger los espárragos y

después cocinarlos en una deliciosa tortilla.

Cocina sencilla con productos de nuestro campo. 

Actualmente ya no son tan asequibles a todo el mundo

estos espárragos silvestres, por lo que es más frecuente 

comerlos de los que se cultivan en la huerta.

Con ambos la tortilla estará deliciosa, pero ni que decir

tiene que el sabor que le da a la tortilla los espárragos

silvestres es especial.

Muy fácil de hacer y económico.

SI QUIERES LA RECETA TRADICIONAL PINCHA AQUI:

http://lasrecetasdetodalavida.blogspot.com.es/2014/02/esparragos-en-salsa.html

Ingredientes 2 pax:

-  300 gr. de espárragos silvestres o de huerta.

-2 huevos.

- Sal.

- 40 gr. de aceite de oliva.

- 100 gr. de cebolla.

- 4 dientes de ajo.

-1 hoja de laurel.

-50 gr. de tomate frito.

-30 gr. de biscotes.

-Pimienta molida al gusto.

-Comino al gusto.

-1 Cucharadita de pimentón.

-1 cucharadita de colorante.

-150 gr. de agua.

Preparación de la receta:


En primer lugar, lavamos muy bien los espárragos.

Con las manos los vamos cortando a trozos hasta que

notemos en la parte más cercana a la

raíz que ya está duro y no se puede cortar con la mano.

Si son silvestres, más finos, podemos dejar los trozos

más grandes. Si son de huerta, algunos

pueden ser más gordos, estos habrá que córtalos a

trozos más pequeños.

Pelamos los ajos. Pelamos y troceamos grande la 

cebolla.

Ponemos el aceite en el vaso. 2 minutos, varoma, 

velocidad 2.

Echamos al vaso la cebolla y los ajos. 4 minutos, 

varoma, velocidad 2.

Dejamos enfriar el aceite, añadimos el pimentón, los 

biscotes, la sal, el tomate frito, la pimienta, el comino, 

el colorante y un cubilete de agua. Trituramos 10 

segundos, velocidad 6. Debe quedar como una pasta.


Incorporamos los espárragos y la hoja de laurel.

minutos, temperatura 100 Cº, velocidad 1.

Pasado este tiempo, añadimos el agua. 20 minutos,

temperatura 100 Cº, giro a la inversa y velocidad

cuchara.

Vamos controlando la dureza del espárrago por si 

necesita más tiempo o menos. En cualquiera de estos 

casos modificamos lo programado.

Servimos caliente.


Se pueden servir con huevo frito o con el huevo cuajado

en el espárrago.

Si lo deseamos de esta última forma, volcamos los

espárragos en una sartén, incorporamos los huevos con 

cuidado de que no se rompan y dejamos unos minutos a

 fuego lento para que el huevo se haga.



Espero os resulte útil. Si tenéis alguna duda o 

comentario estaré encantada de leerlo.

Tiempo de elaboración: bajo.

Dificultad: baja.


SI TE HA GUSTADO COMPÁRTELO¡¡¡


   FACEBOOK        TWITTER       GOOGLE +



sábado, 25 de marzo de 2017

Migas en Thermomix

Ricas migas. En mi casa las hemos comido de toda la 

vida. Siempre era mi padre el que las preparaba y le 

salían deliciosas.

Cierto es que hemos vivido mucho tiempo en el campo y 

el guardaba esa costumbre de sus tiempos jóvenes, hace

 mucho, cuando las hacían a las cinco de la mañana para

 comérselas como desayuno antes de ir a trabajar.

Originariamente eran un plato típico de pastores y 

gente del campo que necesitaban un alimento 

consistente para aguantar las duras jornadas de 

trabajo.

Los mismos hombres las preparaban o bien como 

desayuno o en el mismo campo donde trabajaban. Las 

comían en el mismo perol de cocinarlas, o bien de pie o

 sentados alrededor.

Con las migas aprovechaban las sobras de pan duro.

Típicas del centro y sur de España.

Aunque parecen muy sencillas, sofreír el pan 

humedecido con los ajos y el aceite, hay que

cogerles muy bien el punto y no todo el mundo lo 

consigue.

Se pueden acompañar de un gran número de 

ingredientes salados o dulces.

Torreznos, chorizos, sardinas…

Los dulces, uvas, granada, melón…

En mi pueblo es típico comérselas con naranjas.

Mis recuerdos de la niñez son espolvorear las migas con

 azúcar antes de comerlas. Una delicia.

Hay que tener en cuenta que, aunque deliciosas, son una

 comida bastante saciante y de digestión pesada, por lo

 que a mí no me gusta recargarlas con mas grasas ni

 carnes. Pero sobre gustos…

Aquí y hoy vamos a intentar adaptar la receta 

tradicional a nuestra Thermomix.

Resultan deliciosas y en menos de una hora están

 preparadas con el mínimo esfuerzo.

Ingredientes para 2 pax:

- 250 gr. de pan duro del día anterior.

- 3 dientes de ajo.

- Aceite de oliva.

- 35 gr. de agua templada con una cucharadita de sal.

- 75 gr. de aceite de oliva.

-Naranjas para acompañar.

Preparación de la receta:

Ponemos el pan a trozos en el vaso. Damos tres golpes 

de turbo o hasta que no quede ningún trozo de pan 

grande.


Sacamos el pan y ponemos en un bol. Echamos por

 encima la mezcla del agua y la sal.

Removemos y dejamos reposar tapado con un paño.


Añadimos al vaso los ajos y el aceite. 6 minutos, 

varoma, velocidad 1.

Echamos el pan al vaso y programamos 45 minutos, 

varoma, velocidad cuchara.

Cada 15 minutos paramos y bajamos los restos con la 

espátula.

La masa de pan mojado inicial ha de convertirse en unas

 bolas pequeñas de pan doradito.

El resultado final ha de ser unas bolas pequeñas de pan,

 sueltas que no se peguen, doradas y secas.

Las migas son un plato muy apropiado para comer en 

familia. Se puede comer directamente del perol y de pie,

 andando para delante y para atrás con la cuchara.

Se comen muy calientes y acompañadas de cualquier

 cosa que se te apetezca.

Yo me inclino por naranja o azúcar.


Espero os resulte útil. Si tenéis alguna duda o 

comentario estaré encantada de leerlo.

Tiempo de elaboración: alto.

Dificultad: baja.


SI TE HA GUSTADO COMPÁRTELO¡¡¡

   FACEBOOK        TWITTER       GOOGLE +