viernes, 3 de marzo de 2017

Arroz con Conejo en Thermomix

Un plato muy fácil de hacer, rápido y con buen 

resultado.

Un guiso de arroz un poco original por su carne.

Es una carne muy tierna y en la thermomix el arroz 

queda en su punto.

Un primero ideal, económico, y que sacia bastante.

El arroz siempre es importante en nuestra dieta, pero 

sobre todo en el verano es el protagonista estrella.

Podemos usarlo en muchas recetas, como plato

principal o en una exquisita ensalada.

En esta ocasión lo usamos como plato único ya que

quedara un guiso consistente.

Ingredientes para 2 pax:

- 210 gr. de arroz.

- 200 gr. de conejo troceado pequeño.

- 4 dientes de ajo.

- 35 gr. de cebolla.

-35 gr. de pimiento rojo y verde.

- ½ tomate.

- 50 gr. de vino de cocinar.

-Sal.

-Pimienta molida.

- 530 gr. de agua.

- 1 hoja de laurel.

- 50 gr. de aceite de oliva.

- 1 pastilla de caldo de carne.

Preparación de la receta:

La cebolla la pelamos y cortamos en cuartos. Los 

pimientos los lavamos, quitamos las semillas y 

cortamos por la mitad. Pelamos los ajos. Lavamos y

pelamos el tomate.

Ponemos en el vaso los pimientos, el tomate, la cebolla

y los ajos. Picamos 10 segundos velocidad 4.

Reservamos.

Ponemos la mariposa y echamos el aceite. 4 minutos,

varoma, velocidad 1.

Añadimos el conejo y ponemos sal, pimienta y la hoja de

laurel. 15 minutos, varoma, giro a la izquierda y 

velocidad cuchara.

Añadimos las verduras y 8 minutos, varoma, giro a la
izquierda y velocidad cuchara.
Por el bocal echamos el vino y 7 minutos, varoma, giro a
la izquierda, velocidad cuchara sin cubilete para que el
alcohol evapore bien.
Añadimos el agua y la pastilla de caldo de carne
Rectificamos de sal. 10 minutos, varoma,
giro a la izquierda y velocidad cuchara.
A continuación, echamos el arroz, 15 minutos, varoma,
giro a la izquierda y velocidad cuchara.


Dejamos reposar unos minutos y servimos.
Servimos caliente.

Delicioso.

Espero os resulte útil. Si tenéis alguna duda o 

comentario estaré encantada de leerlo.

Tiempo de elaboración: bajo.

Dificultad: baja.



SI TE HA GUSTADO COMPÁRTELO¡¡¡

   FACEBOOK        TWITTER       GOOGLE +




jueves, 2 de marzo de 2017

Tortilla de Acelgas o Espinacas

Un primer plato de lo más tradicional. Típico de mi 

tierra. Lo recuerdo desde que tengo uso de razón.

Muy fácil de hacer, económico y con poquitos 

ingredientes.

Cierto que al leer acelga o espinaca, muchos se echarán 

para atrás, pero yo os pido que le deis una oportunidad 

a la receta.

El sabor de la verdura queda bastante mitigado y el 

plato final, agradable al paladar.

El resultado a tan poco esfuerzo es estupendo.

Debemos usar verdura muy fresca, igual que los huevos y

 un buen aceite de oliva.

Ingredientes:

- Acelgas o espinacas frescas.

- Huevos.

- Sal.

- Aceite de oliva.

- Cebolla o ajo según el gusto.

- Queso en lonchas o en polvo (opcional).

- Chorizo o jamón troceado (opcional).

Preparación de la receta:

Lavamos muy bien las hojas de acelga o espinacas 

después de haberlas separado de las pencas (las de las 

acelgas podemos después utilizarlas como berza cuando 

hagamos cocido. Limpias y cortadas se pueden congelar

si no las vamos a usar inmediatamente).

 Una vez limpias las espinacas, las cortamos con unas 

tijeras en trozos más pequeños antes de hervirlas, así 

nos ahorraremos el tener que machacarlas tanto luego

en la sartén. Las ponemos en una olla con abundante 

agua y un poco de sal y aceite. Las dejamos hervir hasta

que estén tiernas.

Las pasamos por un escurridor.
En una sartén con un poco de aceite de oliva, freímos o

bien el ajo muy picadito, o la cebolla igualmente picada 

fina, según nuestro gusto.
A medio freír añadimos las espinacas escurridas y 

removemos durante un rato para que se frían bien y se

mezclen con el sabor del ajo. En este proceso de refreír

y remover, vamos machacando las espinacas con la 

paleta para que queden muy finas.
Probamos las espinacas o acelgas a ver cómo están de

sal, y en caso de estar sosas, añadiremos un poco de sal

a los huevos batidos.

Ponemos las espinacas escurridas y refritas en un bol, 

batimos los huevos aparte y después lo mezclamos todo

bien.
La cantidad de huevos ira en proporción a las espinacas

que hayamos frito, siempre teniendo en cuenta que el 

huevo es mejor que sobre a que se quede corto, porque 

entonces la tortilla quedara muy seca y nada jugosa.

Cuando tengamos la mezcla de huevos y espinacas 

refritas, ponemos una sartén al fuego con un poco de 

aceite. Conviene que sea una sartén que no esté 

estropeada y que sea antiadherente, si la tortilla se 

pega abajo, se romperá y se quemara. La habremos 

estropeado.
Bajamos el fuego para que la tortilla se vaya haciendo 

poco a poco.

Ayudándonos de una tapadera, levantaremos la sartén y

 depositaremos la mezcla en la tapa para darle la 

vuelta.

Cuando este cocida y tenga un color bonito la sacaremos

de la sartén ayudándonos de nuevo de la tapadera y la

pondremos en un plato grande.

A mí no me gusta el exceso de aceite, así que cuando 

escurre un poco, después la cambio a otro plato.

Lista para comer, tanto fría como caliente, está 

deliciosa.
Si la comemos caliente podemos servirla con pan tostado

con tomate y nuestro rico aceite de oliva.

Nota:

Hay una opción que es añadir a la mezcla de espinacas 

huevos un poco de pan rallado.

Con esto conseguiremos que la tortilla sea más 

compacta y que el sabor de la verdura se mitigue un 

poco.

Si nos gusta con el queso, bien en lonchas o en polvo, lo 

añadiremos también a la mezcla con los huevos.

También podemos refreír junto a las espinacas y el ajo o

la cebolla, chorizo, jamón…a gusto del consumidor.

Espero os resulte útil. Si tenéis alguna duda o 

comentario estaré encantada de leerlo.

Tiempo de elaboración: bajo.

Dificultad: baja.

SI TE HA GUSTADO COMPÁRTELO¡¡¡

   FACEBOOK        TWITTER       GOOGLE +


Menú Semanal Nº 14

Los menús para los almuerzos de una semana.

Espero os gusten. Se aceptan comentarios.








Domingo: comer fuera.


SI TE HA GUSTADO COMPÁRTELO¡¡¡
   FACEBOOK        TWITTER       GOOGLE +

Chuletas a la Papillote

Una forma muy agradable de comer la chuleta de cerdo.

La típica chuleta al papillote tiene hueso, pero también 

podemos utilizar filetes de ternera, cerdo, pollo o pavo.

Según los entendidos la mejor carne para esta receta 

sería la chuleta de ternera, pero nosotros la vamos a 

hacer con la de cerdo.

Servimos con guarnición de ensalada, tomates enteros a

 gajos, hierbas aromáticas…

Yo en este caso utilicé una guarnición de arroz.

Ingredientes:

-4 chuletas de cerdo.

- 200 gr. de champiñones laminados.

- Sal.

- ¼ cebolla.

- 1 tomate.

- 1 chorrito de vino blanco seco.

- 1 bolita de mantequilla.

- Aceite de oliva.

- Perejil.

- 1 limón.

- Pimienta molida.

Preparación de la receta:

Pedimos al carnicero que nos corte las chuletas de cerdo

 del grueso deseado, según nos guste la carne más o 

menos hecha.

Aplanar ligeramente las chuletas si es necesario.

Ponemos a macerar las chuletas durante 30 minutos en 

aceite, sal y el zumo de limón.
Marcamos las chuletas en una sartén sin poner aceite.
Cortamos unas rodajas de cebolla y de tomate. Si los 

champiñones son frescos los laminamos y lavamos bien.

En una sartén ponemos un poco de mantequilla y de 

aceite y añadimos la cebolla y los champiñones.
Añadimos sal y pimienta. Echamos un chorrito de vino 

blanco y dejamos reducir.

Cortamos cuatro hojas de papel de aluminio cuadrados

 e iguales.

Dentro de cada papel ponemos una chuleta. Ponemos 

encima las rodajas de tomate, las verduras salteadas y 

el perejil picado.

Cerramos bien el paquete y asamos en el horno a 190ºC 

durante ocho o diez minutos.

Servimos  en el mismo paquete.
El resultado un plato muy apetecible.

Espero os haya resultado útil. Cualquier duda 

preguntad.

Tiempo de elaboración: bajo.


Dificultad: baja.

SI TE HA GUSTADO COMPÁRTELO¡¡¡


       FACEBOOK        TWITTER       GOOGLE +