Imprime la Receta

jueves, 13 de noviembre de 2014

Callos y manitas de cerdo en salsa

Un s       Un segundo plato de carne, muy típico y particular. Para los que no les importa probarlo todo.
              Estamos cocinando el estomago y las manitas del cerdo.Los callos también pueden ser de ternera.
              El resultado final será un plato riquísimo. ¿Quién puede resistirse a comer con la mano una
              manita de cerdo?. La gelatina que contiene es deliciosa, y no engorda.
              Ingredientes:
              -Callos troceados (en la carnicería nos los darán ya limpios, hervidos y preparados para cocinar directamente).
              - Chorizo o carne de cerdo troceada pequeña.
              - Aceite de oliva.
             - Cebolla.
             - 2 ajos.
             - Vinagre.
             - Laurel.
             - Pimienta molida.
            - Colorante.
            - Pimiento molido.
            - Sal.
            - Pan rallado.
             Preparación de la receta:


             En una olla grande (yo uso la olla rápida), añadimos los callos  a trozos, el chorizo o la carne troceada, la cebolla y el ajo picados, crudos, sin sofreír, la hoja de laurel, la pimienta molida, el colorante, el pimiento molido, la sal, y un chorreón de vinagre que servirá para matar cualquier resto de olor que puedan tener los callos. 

         Dejamos que se mezclen bien todos los sabores removiendo de vez en cuando.
          Añadimos un poco de agua, o caldo, si cocináis en la olla rápida como yo, muy poca porque no consume líquidos. Hay que tener cuidado porque los callos abultan mucho en la olla, no debemos sobrepasar las medidas aconsejadas, aunque después se reducen bastante. Tapamos y dejamos al fuego lento treinta  minutos.
              Cuando la olla nos lo permita, la abrimos.


         Comprobamos que los callos  estén tiernos, en caso contrario, ponemos de nuevo la olla al fuego lento sin tapar hasta que estén en su punto. A continuación con la mano cogemos el pan rallado y lo espolvoreamos por encima, poco a poco. Removemos a fuego lento hasta que consigamos espesar la salsa en su punto justo.
              Después ya solo emplatar y listo. 


Podemos servir con guarnición de verdura o patatas fritas, al gusto.

             Espero os haya gustado. Cualquier duda, consultar.
              Tiempo de elaboración: Bajo.

              Dificultad: baja.

SI TE HA GUSTADO COMPÁRTELO¡¡¡

       FACEBOOK        TWITTER       GOOGLE +